Tratamiento de la mordida abierta esquelética en paciente adulto
Juan Carlos Pérez Varela
El tratamiento ortodóntico en pacientes adultos con discrepancia ósea puede ser todo un reto. El 50 % de mis pacientes son adultos y un porcentaje elevado de estos pacientes adultos que acuden a mi consulta sufren disoclusión grave. Según Proffit, tenemos dos opciones para tratar a estos pacientes; intentar compensar la disoclusión ósea mediante ortodoncia o mediante cirugía ortognática. En esta conferencia, analizaré las ventajas y desventajas de estas dos opciones y me centraré en el tratamiento de la mordida ósea abierta. La mordida ósea anterior abierta es un desafío para los ortodoncistas, debido a la dificultad del tratamiento y a la inestabilidad de la corrección. Las opciones terapéuticas que tiene el paciente adulto son extracciones, extrusión anterior con elásticos intermaxilares, intrusión posterior con anclaje óseo, ajuste oclusivo y cirugía ortognática. El cumplimiento por parte del paciente tiene un papel fundamental en el tratamiento y en la estabilidad posterior a dicho tratamiento. Analizaré en qué casos vale la pena proceder a la cirugía ortognática y en qué casos podemos llegar a un resultado aceptable solo con ortodoncia.